Avances en el sector salud en la implementación del Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015 – 2030

La VI Plataforma Regional para la Reducción del Riesgo de Desastres en las Américas se llevará a cabo del 20 al 22 de junio de 2018 en Cartagena, Colombia. Es una oportunidad para que los Estados Miembros, sector privado, sociedad civil, agencias de cooperación internacional, entre otros, intercambien conocimiento y se analicen los progresos y los desafíos en la implementación del Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015-2030 en las Américas.

La salud es un elemento clave del Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015-2030 ya que resalta la necesidad de garantizar el acceso a la red integrada de los servicios de salud con posterioridad a los desastres, amplía el alcance de la gestión del riesgo de desastres al incluir tanto las amenazas naturales como las que genera el ser humano con referencia especial a lo ambiental, tecnológico y biológico y, además, cuatro de las siete metas globales tienen relación con salud.1

Por esta razón, los ministros de salud de las Américas aprobaron el Plan de Acción para la Reducción del Riesgo de Desastres 2016-2021 en septiembre de 2016.

Este plan reconoce cuatro líneas estratégicas que están armonizadas con el Marco de Sendai: el conocimiento del riesgo de desastres en el sector de la salud, la gobernanza de la gestión del riesgo de desastres en el sector de la salud, hospitales seguros e inteligentes y la capacidad del sector de la salud para la preparación, la respuesta y la recuperación frente a las emergencias y los desastres.

En el marco de la VI Plataforma los países expondrán sus avances en lo relativo a la iniciativa de Hospitales Seguros. 19 países cuentan ya con una política nacional de Hospitales Seguros. Además, en 28 países se está aplicando el Índice de Seguridad Hospitalaria (ISH) para evaluar la seguridad de los componentes estructurales, no estructurales y funcionales de los hospitales. Además, 13 países y dos territorios han establecido equipos nacionales de evaluación del Índice de Seguridad Hospitalaria y de la “lista de chequeo verde”.

Con el apoyo del Departamento de Reino Unido para el Desarrollo Internacional (DFID, en inglés), la región del Caribe está dando un paso más allá con la iniciativa de Hospitales Inteligentes (Smart, en inglés), un proyecto de carácter innovador y el primero de esta índole que se ejecuta en la región. Los hospitales intervenidos con criterios para que sean “inteligentes” incorporan medidas para hacer frente al cambio climático en lo que respecta tanto a la adaptación como a la mitigación en la planificación, el diseño, la edificación y la operación de los establecimientos de salud. Siete países del Caribe ya están incorporando estas medidas.

En cuanto a la coordinación para la asistencia humanitaria en el sector salud, cabe resaltar que ha experimentado avances significativos en las líneas estratégicas del Plan de acción que se trazó en esta materia (aprobado en 2014 y examinado en 2017): alianzas estratégicas, cooperación entre países y acuerdos internacionales, equipos médicos de emergencia y liderazgo, coordinación y rendición de cuentas.

El acuerdo multilateral de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) reconoció la necesidad de apoyar a nivel nacional y regional los principios y estándares mínimos de los Equipos Médicos de Emergencia (EMT, por sus siglas en inglés) y 12 de sus países miembros comprometieron sus esfuerzos para conformar parte de la red interamericana para emergencias en el sector de la salud.

23 países de la región han formado a 78 expertos nacionales como coordinadores de los EMT. En 17 países se han organizado talleres de capacitación sobre los procedimientos de coordinación para la recepción y envío de EMT, por ahora, cinco de ellos están integrando los procedimientos en sus mecanismos nacionales. Además, Costa Rica y Ecuador obtuvieron el reconocimiento como EMT internacional de la clasificación global de la OMS.

El sector salud tiene importantes retos ante sí en el camino hacia el cumplimiento del Marco de Sendai. Los ministerios de salud deben continuar fortaleciendo sus programas de emergencias en salud con la dotación de personal y financiamiento. En cuanto al conocimiento del riesgo de desastres, se debe desarrollar y difundir herramientas para la evaluación del riesgo de desastres en el sector de la salud. Asimismo, se debe evaluar el estado de preparación ante emergencias y desastres, elaborar planes de respuesta con enfoque multiamenaza y planes de recuperación post desastre. Igualmente es necesario validar e implementar las iniciativas para la gestión del riesgo de desastres en relación con las poblaciones indígenas y las personas con discapacidad.

1    http:/www.unisdr.org/files/46621_healthinsendaiframeworkfactsheet.pdf